10 junio, 2018

Cuando caes

Caí después de meses de haberte conocido, 
Caí después de meses de haberte querido,
Caí y me cegaste completamente. 

Me cegaste al punto de no saber quién soy,
No reconocerme en el espejo,
Sí que me dolió.
Te dolió a vos y  más a mi.

Lo provocaste, y no puedo decir que fue a propósito,
No creo que nadie quiere hacer retorcer al otro.
Retorcerte al punto de sentirte basura
No valer un centavo. 

Así me sentí, 
Y así me quise seguir siendo después de que se terminó.
Porque ya me había olvidado,
Ya no me acordaba,
Ya no sabía ser yo.


Paso un invierno,
Paso una primavera,
Y pasó el verano.
Y caí, caí y me dolió tanto.

Tanto.

Me dolió saber en lo que me había convertido,
En haberme convertido en la nada misma,
Y casi desaparecer.

Desaparecer en lagrimas,
Y en cada lagrima había un poco de mi.
Hasta casi que cayó la última. 

La última lagrima. 
Esa que fue la más pesada,
Llena de conciencia, 
Sí, la conciencia había vuelto.
Había vuelto en forma de mil preguntas,
Y en tercera persona.


Mirar por fuera, 
Mirarme por afuera,
Mirarnos.

Que gran equivocación.

Cómo me deje llevar?

Cómo me deje hacer eso?

Quién fui?Esa era yo? NO!


Yo no soy esa sumisa, 
Yo no soy esa cobarde,
Yo no soy esa tonta sin dignidad,
Esa que no sabe pensar.

YO PIENSO.
YO ME AMO.
Y NO QUIERO QUE VUELVA A PASAR.


Y cuando caes,

Volves.

A cada minuto recuperas,
Recuperas cada lagrima que cayó.

Las reabsorbes.

Y volver a ser vos.
A hacer lo que amas,
A pensar por vos,
A quererte mucho.

Y ahí, después de volver a quererte.
Ahí estas lista para la vida.

Salir de nuevo,
Enfrentarla.

Soy yo de nuevo,
Y no puedo estar más feliz.



28 mayo, 2017

49 días sin vos.

Ojala cuando llegue a Saturno deje de extrañarte.




No aguanto más estar un día sin vos, te extraño de todas las formas posibles de extrañar a alguien.

Extraño tu voz,
 extraño poder mirarte, poder hablarte, poder escucharte.
Extraño tu cara, extraño tus ojos, mirada, extraño tu boca, besos.
Extraño tus manos, extraño tocarte, extraño sentirte, extraño estar al lado tuyo.

Extraño tu presencia.

Extraño enojarme con vos, que te enojes conmigo. Pero extraño más decir que todo iba a estar bien sin importar nada.

Extraño todo.

Nunca pensé que podía estar tantos días sin decirte una palabra.

Cuento los días y me duele cada vez más.

Solo estoy esperando cuándo va a ser el día en que deje de contarlos.
Me duele que mañana sean 50.      

06 julio, 2015

Odio.

ODIO TODOOOOOOO ESTO,
Odio no ser yo.
Odio no estar haciendo lo que me gusta.
Odio no tener tiempo para nada.
Odio no compartir con los que quiero.
Odio que no se pueda.
Odio no poder irme a la mierd+.
Odio no poder volver el tiempo atrás.
Pero sobre todo odio no estar disfrutando nada de esto.

Solo siento que vivo y que soy yo, una vez a la semana en la clase de danza clásica. 

Me falta algo y no sé qué o quién es.